El piloto británico de Mercedes aprovechó un error de su compañero y máximo rival en el final de la carrera para lograr su tercer campeonato de F1. En un fin de semana caótico y una competencia dominguera muy dramática, Hamilton demostró una vez más su amplio dominio en la categoría.

El Circuito de las Américas fue sede de un Gran Premio muy bueno y con muchas dificultades. Es que el Huracán Patricia, que azotó parte del continente norteamericano, se hizo sentir en Austin, Texas y causó demasiados problemas para los organizadores. Pese a todo, Lewis Hamilton emergió ante las adversidades y se proclamó campeón de la temporada 2015 con tres carreras por disputar.

La sesión de clasificación se disputó este mismo domingo, luego de que las tormentas del sábado impidan la salida a pista. Sin embargo, esta no se desarrolló con total normalidad, ya que sólo se pudieron completar las dos primeras rondas, dejando los tiempos de la Q2 como definitivos. Así, Nico Rosberg lograba la pole position, con Hamilton en segundo lugar y Ricciardo completando el top 3. Las Ferraris, sufrían la penalización de diez lugares debido a cambiar de motor y largarían 14º (Vettel) y 18º (Raikkonen).

Para la hora de la carrera, el cielo permanecía totalmente cubierto pero no había lluvia. La pista, por otra parte, estaba mojada en su totalidad, por ende los pilotos tomaron la partida con el compuesto de lluvia intermedia. En la largada, Hamilton salió mejor y sacó de la pista a Rosberg tras tirarle el coche en la primera curva. El alemán perdió, además, el lugar con los dos pilotos de Red Bull que se veían favorecidos por las condiciones de pista. Más atrás, las Ferraris comenzaban a trepar y se acercaban a las posiciones de privilegio. Rosberg, vueltas mas tarde, subiría al segundo lugar.

Tras unas vueltas, llegó la primera neutralización de la carrera, con un safety car virtual para limpiar la pista, que estaba cubierta de piezas perdidas de algunos monoplazas que se rozaron en los primeros kilómetros de la competencia.

El buen momento de Red Bull quedó plasmado luego de que Daniel Ricciardo superara primero a Rosberg y luego a Hamilton para ponerse en la punta de la carrera. Sin embargo, la pista comenzó a secarse y, de a poco, todos los pilotos fueron a poner neumáticos de piso seco. Con las condiciones relativamente normales, el rendimiento de Ferrari y Mercedes creció y el de Red Bull se estancó.

Luego, saldría por primera vez el safety car a la pista, luego de que el Sauber de Ericcson quedará trabado en la pista. Así, las distancias se acortaron y algunos pilotos, como Vettel, aprovecharon para cambiar su estrategia de paradas. El alemán puso los compuestos medios para ir hasta el final.

Con la reanudación, Vettel se consolidó en los primeros lugares, justo por detrás de Rosberg y Hamilton. El alemán de Mercedes también paró luego de un safety car virtual y dejó al británico en la punta. Sin embargo, otro accidente obligaría la salida del coche de seguridad, por lo que Hamilton decidió entrar a boxes para ir hasta el final con un compuesto nuevo. Lo mismo hizo Vettel.

Así, con la reanudación, todos estaban en igualdad de condiciones. Rosberg primero, Hamilton detrás y Vettel tercero luego de pasar a Verstappen. Cuando parecía que la victoria de Rosberg era un hecho (y por ende la definición del campeonato se estiraba), el puntero cometió un error gravísimo y se pasó en una curva. Así, Hamilton aprovechó y se hizo con la primera posición.

Más atrás, las constantes neutralizaciones de la carrera permitieron un verdadero espectáculo entre los coches de las escuderías McLaren, Toro Rosso, Force India, Lotus y Red Bull. Verstappen terminó en un buen cuarto lugar, seguido por Checho Pérez, Button, Sainz, Maldonado, Nasr y Ricciardo.

Con su victoria, Hamilton saca ventaja suficiente en el campeonato y logra su tercer título de pilotos de la F1. Rosberg, por otro lado, no sólo pierde el campeonato y la carrera, pierde nuevamente un duelo con su compañero en igualdad de condiciones. La imagen del alemán luego de la carrera hizo notar su desazón y tristeza por el torpe error que cometió.

La próxima carrera será en el circuito Hermanos Rodríguez, en México, el fin de semana que viene.