Imperial Doncaster es un conjunto residencial emplazado en un sitio de fuerte pendiente de Williamson Road, frente al desarrollo inmobiliario de Westfield en Doncaster. El proyecto contiene 96 unidades, predominantemente de 2 dormitorios, con una serie de amplios penthouse de 3 dormitorios.

El diseño del Grupo Buchan se centra en la disminución de la relación propietario-ocupante ofreciendo tamaños de apartamentos amplios y generosos balcones. La obra toma en cuenta los suburbios, parques, el centro comercial y los comercios ya establecidos. Se buscó un equilibrio entre lo económico, ambiental y estético.

El diseño responde a la forma del terreno existente, bajando mediante terrazas hacia el oeste, tanto para relacionarse con el tejido suburbano como para crear amplias terrazas con jardines para los penthouse que se benefician de la vista panorámica a la ciudad.

Enfrentando el lado con mayor tráfico de Williamson Road, el volumen define su presencia en la calle con una piel de cristal y baguettes de terracota que dotan a los balcones de privacidad visual y acústica. Justo debajo un jardín hundido con doble altura lleva al vestíbulo de la entrada acompañado de obras de arte integradas en la arquitectura.

La fachada norte se pensó considerando la privacidad y protección solar mediante un sistema de persianas de aluminio perforadas que pueden ser retraídas siguiendo el perfil balcón.

Un basamento de ladrillo define las unidades dúplex del nivel inferior y continúa su expresión en los muros de contención del paisaje escalonado.

El diseño interior trabaja con el lujo, estilo y sofisticación del proyecto, conjugándolo delicadamente con materiales naturales para mantener una elegancia atemporal.

El proyecto considera el grano urbano circundante, con finos detalles y cualidades armoniosas para crear un contraste entre tonos y texturas, lo que refleja la distinción entre la tranquilidad del apartamento y el atareado barrio alrededor.

Un aspecto que caracteriza el diseño en planta es el uso inteligente del espacio. Se evoca un verdadero sentido de apertura espacial a través de la eficiente propuesta de almacenamiento y separación por zonas. Las cocinas están diseñadas para inspirar la cocina gourmet; las habitaciones reflejan la gran naturaleza de las suites del hotel; y las salas de estar están pensadas para vivir con grandes espacios abiertos y vistas panorámicas.