Frente al dilema que se abre por el futuro del impuesto al Cheque, claramente surgen ganadores y perdedores, según la decisión que se adopte a fines de año.

En una primera posibilidad (no renovación del impuesto), dice el Iaraf, se perdería la recaudación para 2018, equivalente a un 1,7% del PBI. En ese aspecto, la situación sería la siguiente:

  • El Tesoro Nacional dejaría de percibir unos $ 135.366 millones (equivale a poco más de dos presupuestos anuales de Tucumán) por la eliminación del impuesto.
  • La Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), en tanto, perdería $ 2.663 millones (el equivalente a una planilla salarial mensual estatal local).
  • A su vez, las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) prescindirían de recibir unos $ 32.676 millones.
  • De este último monto, Tucumán dejaría de recibir no menos de $ 1.452 millones, de acuerdo con los cálculos del Iaraf.

Un segundo escenario, más realista, mostrará el verdadero peso que la discusión acerca del futuro del impuesto tiene para los gobiernos de los distintos niveles en nuestro país, señala el informe privado. Esto es así, ya que se considera la posibilidad de renovación del impuesto para 2018, pero con el agregado de que la totalidad de la recaudación para ese año ingrese a la masa coparticipable a repartirse con la metodología vigente actualmente.

En el caso de las provincias, la evidente ganancia será proporcional a los coeficientes de reparto de la coparticipación, puntualiza el Iaraf. Expresado en pesos de este año, por ejemplo, la provincia de Buenos Aires se haría de $ 14.747 millones, equivalentes nada menos que a un 11,2% de la coparticipación esperada para todo 2017. Para CABA la potencial ganancia de recursos, de $ 4.630 millones equivale a un 12,5% de su coparticipación anual, mientras que para el resto de las jurisdicciones la ganancia es del 10% de los envíos automáticos por coparticipación actuales.

En esta última interpretación, Tucumán podría contar con ingresos adicionales por el impuesto al Cheque cercanos a los $ 3.388 millones, según la estimación del Iaraf.