A pesar de que en un momento se informó que el incendio forestal estaba controlado, lo cierto es que ya son 8.500 las hectáreas que fueron consumidas por el siniestro.

Al menos un centenar de familias fueron evacuadas en Sierras Marianas, El Suyuque y Villa de la Quebrada luego de que el incendio forestal en la provincia de San Luis continúe expandiéndose por el monte.

Los bomberos y rescatistas decidieron proceder a movilizar a los lugareños para evitar víctimas, al mismo tiempo que combatían las llamas, potenciadas por los fuertes vientos y el clima árido.

«Los aviones han realizado ataques directos en los flancos de las sierras con excelentes resultados, a los que hay que sumar las tareas terrestres de la construcción de contrafuegos» informó la ministra de Seguridad de la provincia, Beatriz Alaggia.

Además, las autoridades agregaron que en las zonas pobladas el fuego está efectivamente controlado. Pero debido a los vientos de más de 60 km/h que se registraron ayer se expandió a áreas no habitadas por la población.