El cuidado paternal en la India no tiene límites. Ni siquiera físicos. Pero esta vez, la desfachatez y el descaro se han excedido: al menos unos cientos de padres fueron filmados y fotografiados por los medios locales y la policía mientras escalaban un edificio educativo, con el fin de ayudar a sus hijos a copiarse en los exámenes.

De acuerdo a los testimonios de las autoridades, el país ha estado viviendo desvergüenzas de este tipo durante los últimos años. Sin embargo, nada puede compararse con lo avistado el 18 de marzo en una escuela del estado indio de Bihar, en donde miles de niños rendían los obligatorios exámenes finales que determinaban su aprobación del año escolar.

Las imágenes son insólitas: en la filmación, –que ya ha sido subida a internet- puede observarse cómo los padres y otros familiares de los estudiantes escalan peligrosamente los muros de la institución, sin ni siquiera importarles que están siendo vistos por la policía. Todo esto con la única finalidad de aferrarse a las ventanas e intercambiar preguntas y respuestas con los niños.

Se trata de una situación tan alarmante que hasta el ministro de Educación de la India, P. K. Shahi, teme por el futuro de la enseñanza en el país porque reconoce que ésta es un objeto muy preciado para el desarrollo de la economía. No obstante, “¿qué puede hacer el Gobierno para que dejen de copiarse si los familiares no cooperan?”, se pregunta Shahi.

Si bien 400 padres fueron detenidos por estas irregularidades, pronto fueron dejados en libertad. Mientras tanto, esta mala conducta ha devenido en hábito, y comienza a ser imitada en otros puntos del país. Como si fuera poco, los docentes deberán ahora, no sólo controlar la honestidad del alumnado, sino también, la rectitud de sus familiares.