Cuatro hombres y una mujer ingresaron al estacionamiento del supermercado Disco ubicado en Entre Ríos al 300, en el barrio porteño de Monserrat. Su objetivo era robar autos. Pero un policía advirtió la situación y alcanzó a dar aviso al 911 y a la comisaría de la zona.

Los uniformados montaron un operativo afuera del supermercado y bajaron la cortina metálica del estacionamiento, sobre la avenida Belgrano, dejando encerrados a los ladrones. Los delincuentes trataron de escapar, rompiendo la puerta, pero chocaron contra un móvil. En ese momento, uno de los sospechosos se bajó de una camioneta y empezó a disparar con una pistola calibre 380. Finalmente fue detenido junto a sus cómplices, todos de origen chileno.

En el lugar se hizo presente el secretario de Seguridad, Sergio Berni, quien felicitó el accionar de la policía y dejó una declaración que despertó un debate. «Les pido a los legisladores que le den herramientas a la Justicia para que cuando detengamos extranjeros que vienen a la Argentina a delinquir salgan del país y no puedan entrar nunca más», afirmó. Aclaró que su pretensión «no es xenófoba», sino que busca «agilizar» el trámite de expatriación.