En el Hospital Gral. de Agudos “Dr. Juan A. Fernández” se realizó una cirugía sin precedentes en el sistema de salud público de la Ciudad de Buenos Aires. La operación consistió en el reemplazo de la válvula aórtica de un paciente de 76 años que sufría de fatigas, síncopes y disnea, síntomas de Enfermedad Valvular Aórtica (EVA). La misma se realizó a través de una mínima incisión en el pecho y sin detener en ningún momento el corazón del paciente.

El reemplazo de válvula aórtica sin detención del músculo cardíaco y con ingreso intercostal es una técnica que demanda avanzado equipamiento, un quirófano híbrido y un equipo profesional altamente capacitado en cirugía cardíaca. El equipo completo de profesionales durante la cirugía fue de 11 personas, incluyendo personal de múltiples disciplinas (cirujanos, enfermería, perfusionistas, anestesiólogos, etc.).

El resultado fue una intervención que no superó las 3 horas de duración, siendo además un procedimiento mínimamente invasivo que permitió mejorar drásticamente la calidad de vida del paciente y regresarlo dado de alta a su hogar luego de apenas una semana en recuperación.

La Enfermedad Valvular Aórtica (EVA) es común en las personas mayores de 75 años y se desencadena a partir de un desgaste natural de la válvula que la endurece, calcifica y achica, degradando su funcionamiento progresivamente.

Esta operación abrió la puerta a una nueva época en cirugías cardíacas que con procedimientos cada vez menos invasivos, disminuyen el riesgo de las intervenciones, aumentan la tasa de éxito y reducen los tiempos de recuperación.