El comité organizador de la Copa Davis confirmó que la serie de repechaje entre Argentina e Israel, que se jugará dentro de un mes, no se llevará a cabo en el país asiático, rechazando la apelación de la asociación israelí de tenis.

Los locales tienen dos días más para proponer una ciudad neutral donde jugar el fin de semana del 12 al 14 de septiembre, y de no hacerlo será la Federación Internacional de Tenis la que dirá dónde se llevará a cabo, pudiendo optar por Buenos Aires (sería en el Lawn Tennis). En tal caso Argentina correría con la ventaja de elegir la superficie.

El jueves pasado la ITF había confirmado que no se iba a poder jugar en Tel Aviv como estaba previsto a pedido del presidente de la Asociación Argentina de Tenis, Arturo Grimaldo, y días después de cancelar el ATP 250 de esa ciudad. Israel había propuesto la ciudad de Haifa como alternativa, 100km más al norte de Tel Aviv, pero los organizadores entendieron que es igual de peligroso por el conflicto con la Franja de Gaza y la caída constantes de misiles.

Además la ITF aceptó el pedido de Bélgica de no jugar en Kiev ante Ucrania la serie que también será por el repechaje de cara al Grupo Mundial 2015. La semana pasada habían aceptado la capital ucraniana, pero luego de una serie de protestas en la plaza principal entendieron que el clima hostil contra el ejército ruso no está acabado.