A las 8 de la mañana en el crematorio del Cementerio de la Chacarita, se llevó a cabo la quema de 3.700 kg de marihuana secuestrados hace dos meses por la Policía Metropolitana en la provincia de Santa Fe.  En el procedimiento estuvieron presentes el ministro de Justicia y Seguridad, Guillermo Montenegro y el jefe de la Policía Metropolitana, Horacio Giménez, quienes participaron y presenciaron el inicio de acompañados por los jefes policiales a cargo del operativo en el que se secuestró el cargamento.

El juez Luis Rodríguez, a cargo del Juzgado Federal Nº 9, ordenó la destrucción de la droga, que estaba valuada en más de seis millones de pesos.

Guillermo Montenegro, afirmó que: “cuando se detiene, como en este caso, al que la produce, al que la lleva, al que la financia y al que la cuida, se está desarticulando toda una organización, esto es lo que hay que hacer y debemos seguir trabajando en este sentido”.

Recordemos que el pasado mes de junio, tras una investigación que demandó más de seis meses de trabajo, personal de la División de Investigaciones Criminales de la Policía Metropolitana logró incautar un cargamento con más de  tres mil kilos de marihuana y detener a 6 integrantes de una banda narco, que ingresaban la droga desde Paraguay para distribuirla en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense.

Las tareas investigativas comenzaron con la detención de un distribuidor de drogas en la Villa Zavaleta. De las escuchas surgió el dato del envío de un cargamento desde Paraguay hacia Argentina con gran cantidad de marihuana, por lo que el Juez Dr. Luis Rodríguez a cargo del Juzgado Federal Nº 9 dio la orden de intervenir. El camión que trasladaba el cargamento fue interceptado en el km. 141 de la autopista Rosario-Santa Fe, donde efectivos de la fuerza porteña se tirotearon con los custodios del camión. Tras el enfrentamiento, los delincuentes fuertemente armados lograron fugarse, mientras que el conductor del camión resultó detenido y la droga confiscada.

Luego se realizaron dos allanamientos en la ciudad de Buenos Aires: uno en la Villa Zavaleta, donde se detuvo a dos personas; y otro en Don Bosco y Maza, donde se detuvo a tres personas, todos de nacionalidad paraguaya quienes resultaron ser los cabecillas de la organización, quienes además de organizar los envíos de droga eran propietarios del campo donde se cosechaba el cannabis en Paraguay. Además, en estos allanamientos en la Ciudad se secuestró gran cantidad de cocaína.

EXCLUSIVO TG POST