La Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) fue creada hace tres años para construír aviones en el país y aún no ha creado ninguno. Pese a eso ya recibió  u$s180 millones de dólares de dos ministros. La empresa nacional había prometido hacer 40 aviones, 40 IA-63 Pampa III,  prometidos durante la campaña presidencial de 2011.

Este fin de semana, la Fuerza Aérea realizó su muestra anual «Argentina Vuela» en la base de Morón. Allí exhibió al público lo que queda de su flota de aviones. Pero de los promocionados Pampa III no hubo ni noticia. El 10 de octubre del año pasado, con motivo del 86° aniversario de la fábrica, presentaron lo que denominaron el primer prototipo para la fabricación de las 40 aeronaves. Pero se trató tan sólo de un modelo, de una suerte de cáscara vacía incapaz de volar. En aquel acto prometieron que la primera unidad despegaría entre enero y abril de 2014. A partir de esa fecha, el plan era entregar una aeronave por mes. Nada de eso sucedió.

«En el aniversario al avión se lo pintó, se lo ensambló y se lo apoyó en las patas sin los caños de combustible en el interior. Adentro el cableado estaba faltante y las pantallas de la cabina estaban puestas de adorno para la foto. Eso es lo que se presentó: una célula a la que le pusieron un motor cualquiera. Fue un verdadero fraude a la opinión pública», señaló a Infobae Fernando Forbes, empleado de FAdeA y vocal titular de la comisión directiva de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA).

Días después del festejo, el avión fue desmantelado. Y a la fecha sigue así. Ni siquiera está cerca de terminarse la unidad que debe actuar como prototipo para que, recién después de meses de prueba, pueda iniciarse la producción en serie de los 40 Pampa III.

«Seguir insistiendo con el uso de los actuales aviones es suicida y criminal», advirtió la oposición.

Como otras áreas del Gobierno, tanto el Ministerio de Defensa como FAdeA necesitan una suba de partidas para llegar a fin de año. Aunque quedaron fuera del multimillonario incremento que hubo para otros sectores días atrás, funcionarios ya se comprometieron a fin de la semana pasada a incluirlos en un próximo decreto. Pero con promesas no se pagan las deudas: hasta tanto el incremento no sea publicado en el Boletín Oficial, en el Ministerio de Defensa temen que sean tan sólo palabras vacías. Los más optimistas se ilusionan con que el anuncio se hará este 20 de agosto, cuando la presidente Cristina Kirchner encabece la postergada Cena de Camaradería.

Desde que informó el proyecto de construir 40 aviones Pampa III, FAdeA recibió unos u$s60 millones de dólares por año, entre lo contemplado en el Presupuesto de cada periodo y las sucesivas ampliaciones de partidas. Es decir: en estos tres años se invirtieron más de u$s180 millones en una fábrica de unos 1600 empleados que no terminó ni un avión. En el Ministerio de Defensa incluso reconocieron a este medio que por el momento no tienen ni siquiera una fecha estimada de lanzamiento. Fuentes del sector estiman que producir cada uno de ellos costaría alrededor de u$s9 millones.