«No me corran por izquierda», advirtió la diputada, en referencia a los dirigentes de ese espacio que se oponen a un acuerdo con el líder del PRO Mauricio Macri.

“A los que me acusan de estar con Macri, soy la única dirigente que nunca ha hablado de los que están acá», dijo la chaqueña en relación a las incesantes declaraciones del resto de los dirigentes del frente en contra de un acuerdo con el PRO en definitiva ella jamás exigió concretamente.

Elisa Carrió estalló en el acto del Frente Amplio Unen con motivo de celebrar el aniversario de la victoria de la nueva alianza en las primarias de 2013 y cruzó a sus propios colegas en medio del peculiar escenario que se montó en el salón El Palacio, en pleno centro porteño.

A su lado estaban sentados Pino Solanas, Hermes Binner, Julio Cobos y Ernesto Sanz, en una especie de living que montaron los organizadores, justamente copiando una puesta en escena que el PRO patentó en la campaña del año pasado.

«Nadie está autorizado. Voy a respetar no a los dirigentes, sino a lo que decidan las asambleas partidarias de cada uno de los partidos de Unen. Para eso vamos a esperar al año que viene», aclaró.

«Siento que el futuro gobierno de la Ciudad va a ser de Unen. Nunca he podido ser candidata a jefa de gobierno vengo de Chaco y me juré defender al pueblo de todo el país y que no me iba a cambiar al distrito más rico», advirtió. En otro pasaje, dijo que tampoco será candidata a presidenta.

De esta manera, Lilita se bajó de todas las candidaturas que se especulaban para el año que viene y definió cuáles serán los candidatos de Unen para la Ciudad. «Voy a acompañar a Martín Lousteau, Fernando Sánchez y Roy Cortina por toda la Ciudad; con esto estoy eligiendo (a los candidatos)”, remarcó Carrió.

«Somos nosotros los que hemos denunciado el juego. Nadie me va a correr por izquierda. No me corran por izquierda. Lo digo para adentro y para afuera. Se lo digo a esta alianza de decentes», aseveró la chaqueña ante la impávida mirada de sus compañeros de Unen.