Orsanic solo debió confirmar que Mayer, Schwartzman, Delbonis y Berlocq viajarán a Bruselas la próxima semana para la serie de semifinales de Copa Davis ante los belgas, donde intentarán pasar a la quinta final para Argentina.

Estos cuatro son los mismos que ganaron los dos encuentros anteriores ante Brasil y Serbia, e incluso el único cambio con respecto al repechaje del año pasado frente a Israel es el de Diego por Horacio Zeballos.

Teniendo en cuenta la lesión de Juan Mónaco (43°), que no se preveía tan grave cuando se bajó de los partidos ante los serbios en julio, pero que tras la operación le demandará recuperación hasta el año próximo, no cabía la posibilidad de algún otro nombre.

El Yacaré incluso hizo una gira sobre cemento más larga que años anteriores, aunque apenas ganó dos partidos de los cinco que jugó en Washington, Canadá y Cincinnati. En el US Open solo pudo robarle cinco juegos a Roger Federer. Aunque sigue con vida en dobles chocando mañana por cuartos de final contra los locales Steve Johnson y Sam Querrey al lado del portugués Joao Sousa. El número 34 del mundo, que tiene record de 7-3 en singles y 1-1 en dobles, lleva siete triunfos en fila.

Diego (74°) es el único argentino que pudo avanzar en Flushing Meadows, donde fue eliminado por Rafael Nadal (8°) en segunda ronda. Además de haber ganado por primera vez en el último Grand Slam del año, alcanzó cuartos de final en Winston Salem, su mejor resultado en esta superficie. La serie pasada debutó como singlista en este torneo, perdiendo con Lajovic, y ante los brasileños había jugado en dobles también cayendo al lado de Berlocq.

El de Chascomús marcha 141 en singles pero 60 en dobles, y desde Roland Garros que no juega un partido ATP en individual – aunque fue finalista del Challenger de Meerbusch -. En pareja fue campeón en Kitzbühel, pero en cemento participó nada más del Australian Open. Aunque el record global con la camiseta nacional marca 7-8, solo tiene una victoria el sábado en cuatro participaciones.

Delbo (63°) ganó solo dos de los ocho partidos en cancha rápida esta temporada, yéndose en el debut en Winston Salem y el US Open, aunque allí jugó junto a Schwartzman en dobles, donde se cruzó con Mayer en segunda fase. En Davis tiene record impecable tras dos apariciones: en el quinto punto ante Bellucci que terminó el lunes y ante Troicki luego de haber perdido los dos primeros sets.

Los belgas también repetirán a los cuatro que vienen de ganarle en cero a Canadá, también de local pero en polvo de ladrillo. David Goffin (15°) encabeza la lista – abandonó en Nueva York, pero por un problema estomacal que no debería darla más inconvenientes -, Steve Darcis (66°), Ruben Bemelmans (107° en singles y 180° en dobles, donde jugó las últimas cuatro series) y Kimmer Coppejans de 21 años, 108° en singles y 601° en dobles, quien debutó el sábado ante los norteamericanos.

El único antecedente fue en esta misma ciudad pero en 1948, con triunfo europeo por 3-2. Mientras que Argentina perdió las finales de 1981 en Estados Unidos, la de 2006 en Rusia y las de 2008 y 2011 contra España, Bélgica no estaba entre los cuatro mejores desde 1999 y solo en la primera edición del certamen en 1904 llegaron a la final, que perdieron con las Islas Británicas.

La otra llave se llevará a cabo en Glasgow entre Gran Bretaña – con los hermanos Andy (3°) y Jamie Murray (15° en dobles) – contra Australia, que viajará sin Nick Kyrgios (37°) pero con Lleyton Hewitt (377°) y Bernard Tomic (24°).