Los Warriors derrotaron a Cleveland y quedaron cerca del título


Golden State superó a los Cavaliers 118-113 como visitante para liderar la serie 3-0 en las finales de la NBA. Kevin Durant nuevamente fue el héroe anotando un triple clave culminando con 31 puntos para dejar a su equipo a un triunfo del anillo.

Golden State sacó la estirpe de campeón en un duelo que se jugó como una verdadera final, saliendo adelante en un encuentro que lo tuvo abajo en el tramo decisivo, mostrando temperamento en la casa del rey que esta vez fue plebeyo.

Con parciales de 39-32, 28-29, 22-33 y 29-19 el equipo de Steve Kerr superó a los Cavaliers 118-113 en el Quicken Loans Arena, luego del gran tramo final de Kevin Durant que culminó con 31 puntos (8 rebotes y 4 asistencias) encestando además el triple crucial para pasar al frente en los últimos 47 segundos, acompañado también de las 26 unidades y 13 rebotes de Stephen Curry.

En el lado del local su principal arma fue como de costumbre LeBron James que terminó como goleador de la noche con 39 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias, pero falló el tiro decisivo frente a la buena marca de Andre Iguodala cuando intentaba igualar, seguido muy de cerca por la enorme tarea del base Kyrie Irving y sus 38 unidades que no bastaron.

Los dirigidos por Tyronn Lue quedaron 3-0 abajo y el viernes nuevamente en Ohio tendrán la casi imposible misión de remontar la serie (nunca se logró ni en finales ni en post temporada) ante los Warriors que intentarán arrebatarle el título y ganar su quinto anillo de manera invicta (15 triunfos seguidos).


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.