María Eugenia Vidal, candidata por el PRO, que obtuvo 170.000 sufragios más y rompió la barrera de los 30 puntos, sacando 30,07% en lugar de 29,43% como había sido computado el 9 de agosto a la noche.

Por otro lado Felipe Solá, candidato a gobernador por UNA, logró 84.794 sufragios más que los que le habían contabilizado y pasó de 19,55% a 19,67. Sin embargo no le alcanzó para disminuir la brecha con Vidal.

Vidal PRO