Para Sergio Massa, en un país que tiene cepo cambiario y 40% de inflación «es un espejimos» pensar en el desarrollo de los recursos de hidrocarburos que promete la formación Vaca Muerta.

Según el líder del Frente Renovador y candidato presidencial, esos factores combinados a otros generan «incertidumbre a las inversiones» imprescindibles para la explotación del yacimiento de la cuenca neuquina y, con ella, la reversión de la ecuación energética que hoy es dificitaria.

«La energía es empleo a partir de la radicación de industrias, es la posibilidad de que haya crecimiento económico y de que no haya incluso cortes de luz. Es importante entender que mientras tengamos cepo, 40 puntos de inflación y no tengamos mercado único libre de cambio, es imposible pensar que Vaca Muerta sea una realidad», dijo Massa este martes ante autoridades e integrantes del Club del Petróleo convocados en el Plaza Hotel.

«A la falta de invariabilidad tributaria y la falta de políticas mirando la macro economía, se agrega una incertidumbre a las inversiones, por esto decimos que Vaca Muerta es un espejismo. Es importante mirar no sólo los topes a las provincias, sino también el marco jurídico tributario nacional», dijo.

El diputado del FR hizo esos comentarios mientras en el Congreso se discute una reforma en el marco regulatorio de la industria, que cuenta con media sanción y será debatido en la Cámara Baja este miércoles. El massismo se opone a la iniciativa.

«Tener energía propia es soberanía. Tener autoabastecimiento energético, es tener industrias que generen trabajo, es no tener cortes de luz a cada rato, es tener una economía que no dependa de nadie. Mientras sigamos importando energía, nos vamos a estar perdiendo empleo, producción y dólares», dijo Massa.

«Basta mirar la balanza comercial, la evolución de las reservas, y el déficit fiscal, comparado con la balanza energética para darse cuenta de que la politica energética es el principal problema de la macroeconomía. Cualquier alumno de contabilidad de primer año se da cuenta», añadió Massa.