Para el kirchnerismo es mejor competir con Macri que con Massa, que le disputó con éxito votos populares en la elección legislativa de 2013. Además, Cristina tiene más posibilidades de retener poder en el peronismo en el período 2015-2019 si el futuro presidente es Macri -quien seguramente se transformaría en el nuevo líder del PJ- que si lo es Massa.

Queda planteada la alternativa de que si Scioli es finalmente el candidato a presidente del oficialismo y Massa queda relegado a un tercer lugar, se establezca una alianza entre ellos para la segunda vuelta, recomponiendo la unidad del peronismo.

La Presidenta, mientras tanto, busca impulsar la candidatura alternativa de Randazzo y tratará de imponer una lista única para ambos de legisladores nacionales y del Mercosur. Ella y su hijo Máximo irán en las listas para ser legisladores en el próximo período, ya sea en el ámbito nacional o en el Parlasur.