El médico disparó desde cerca al delincuente que le quería robar el auto

Nuevas pericias indican que el doctor efectuó todos los disparos desde una distancia acotada mientras el delincuente intentaba robarle el auto, en la puerta de su consultorio ubicado en el barrio de Loma Hermosa.

La situación del cirujano Lino Villar Cataldo continúa siendo muy comprometida. Luego de las amenazas de la familia de Ricardo Krabler, el asaltante, nuevas pericias efectuadas por la policía científica determinaron que los disparos fueron realizados desde una distancia muy acotada.

Es que según su versión, Cataldo habría gatillado tras sentir que su vida corría peligro y que efectuó los disparos “al bulto”, sin apuntar bien. Ahora, las fuerzas de seguridad barajan la posibilidad de que, en realidad, el médico estaba en una cómoda posición para disparar.

De esta manera, la “legítima defensa” estaría en duda.

Los hechos:

Lino Villar Cataldo fue asaltado en la puerta de su consultorio de Loma Hermosa por Ricardo Krabler (24), que intentó robarle su auto. Según el cirujano, Krabler lo bajó de su auto a los empujones y lo golpeó mientras le apuntaba con un arma que, después se supo, no estaba preparada para disparar.

Luego, Krabler dio marcha atrás con el auto e embistió a la víctima, que se arrastró hacia el cantero del consultorio para extraer un arma Bersa Thunder Pro 9 milímetros, de la que es legítimo usuario, y asesinó al delincuente mientras intentaba maniobrar el Toyota Corolla.