La justicia falló en contra de la empresa concesionaria de subtes al encontrar más de 20 irregularidades relacionadas a la seguridad e higiene.

En principio la multa fue establecida por la Subsecretaría de Regulación y Fiscalización de la Ciudad de Buenos Aires en el año 2003 y  llegaba a un monto de más de 3 millones de pesos.

Ante esto, Metrovías presentó un recurso de apelación que solicitaba se revoque la resolución sancionatoria. Por otra parte, solicitaba que en caso de encontrarse culpable de las irregularidades a la empresa, se le reduzca el monto de la multa.

Once años después, la justicia definió que Metrovías efectivamente es culpable de las infracciones que se encontraron, pero la multa se redujo a los $2,5 millones de pesos.

Entre las faltas encontradas, las más graves se encuentran relacionadas a las condiciones laborales de los talleres del subte, tanto en la higiene en la que trabajan los operarios hasta riesgo de accidentes por choque electrico con contacto directo.

En cuanto a las faltas contra los usuarios,  se detectó la falta de matafuegos, malas condiciones de higiene en los sanitarios y falta de ventilación.

Jessica Martinez