Luego de 20 años, el legendario navegador será reemplazado y no aparecerá en la nueva versión de Windows que Microsoft lanzará al mercado a fines de este año.

A pesar de que sigue siendo un proyecto, se dio a conocer que el “browser” con el cual Microsoft ha estado trabajando y que aparecerá por defecto en Windows 10 se denominó provisionalmente como “Spartan”, diseñado con el afánde superar a los actuales líderes Google Chrome y Firefox.

Entre algunas de las novedades que el nuevo navegador promete se encuentran la posibilidad de realizar anotaciones a mano sobre cualquier página web que se esté visitando con el fin ser guardadas y/o compartidas.

En cuanto a los textos largos, se introdujo un modo de lectura que facilita la misma al organizar la página en modo vertical.

Si bien nuestro queridísimo Internet Explorer ya no será el navegador predeterminado en el próximo Windows, no tendremos que decirle “adiós” del todo, puesto que seguirá existiendo por cuestiones de compatibilidad con otras versiones.

Daniela TAMBUSSI