El juez Gastón Mercau dictó la prisión domiciliaria de Milagro Sala, que salió poco antes de las 10 del penal de Alto Comedero y es trasladada a una casa de la localidad jujeña de El Carmen.

La dirigente K, jefa de la organización Tupac Amaru, está detenida desde enero de 2016 y ahora pasará sus días en una vivienda, luego de que el magistrado aceptara la resolución que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos había hecho semanas atrás.