Pico había ganado por la mañana su compromiso de cuartos de final pospuesto por la lluvia, pero esta tarde no pudo tener la jornada ideal ya que perdió con Dominic Thiem (50º) por 6-3 y 6-1. David Goffin (78º) será su rival en la definición luego de que el belga eliminara a Machi González (104º).

El tandilense corrió de atrás todo el partido, sufriendo seis aces y consiguiendo apenas una sola rotura en el primer set sin más break points. Ese quiebre ilusionó con una remontada, porque fue cuando el austríaco sacaba para quedarse con el primer set, pero eso simplemente se retrasó porque Pico no pudo confirmar.

Ya en el segundo parcial no hubo equivalencias, con el argentino ganando solo cuatro puntos con su devolución y sufriendo dos roturas luego de tres break points, pese a que subió de 53% a 76% la efectividad con el primer servicio.

Como Mónaco el año pasado había llegado a la final, perderá 60 puntos y quedará cerca del puesto 95, pero se salvó de volver a salir del Top 100 luego de una semana como 105 (reingresó cuando llegó a la final de Gstaad).

Más temprano había eliminado a Andreas Seppi (48º y cuarto preclasificado) por 6-2, 3-6 y 6 -3 luego de una hora y 45 minutos (el mismo tiempo que había jugado Thiem contra Marcel Granollers), en un partido que pese al marcador fue bastante sencillo para Pico, al haber sufrido solo dos derrotas (una en el primer set y otra en el segundo) y con solo seis puntos perdidos con el saque en el último capítulo.

La de mañana será la primera final tanto de Thiem como de Goffin, aunque el belga – que recibió la wild card – arrastra 19 victorias seguidas luego de las consagraciones en los Challengers de Scheveningen, Poznan y Tampere. Él también ganó los dos antecedentes que tienen: este año en Queens y la clasificación de Acapulco, nunca en polvo de ladrillo.