Hugo Moyano, titular de la CGT Azopardo, y Pablo Micheli, de la CTA opositora, anunciaron un paro nacional previsto para primera quincena de agosto, en reclamo de una revisión del impuesto a las Ganancias.

Aún queda consensuar con las otras centrales obreras opositoras para definir el día específico. Según Moyano, “todavía hay compañeros de otros gremios que están de vacaciones, por esa razón no le podemos poner fecha a esta medida”. No obstante, Micheli ya había advertido sobre una medida de fuerza para principio de agosto.

Moyano señaló que “muchos compañeros trabajadores se quedaron sin el medio aguinaldo entre junio y julio por la aplicación de Ganancias, una de las más grandes injusticias que está cometiendo este Gobierno”. Y subrayó: “La única revolución que está realizando la Presidenta, es la revolución recaudadora”.

En tanto, Micheli reveló que “tenemos ocho millones de compañeros precarizados”, y añadió “con Ganancias y la inflación, los trabajadores nos quedamos sin aguinaldo”.

Los líderes de la CGT Azopardo y la CTA estuvieron presentes en la celebración por el Día del Trabajador Electricista y del 70° aniversario del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba, junto al secretario general de este gremio, Gabriel Suárez. Durante el encuentro, adelantaron que la protesta será acompañada por una movilización a Plaza de Mayo.

La medida de fuerza anunciada por las centrales opositoras se suma a los encuentros de los sindicalistas cercanos al Gobierno, Antonio Caló y Hugo Yasky, con Jorge Capitanich, en reclamo por el impuesto a las Ganancias.

Además del reclamo contra el «impuesto al salario», la protesta será para pedir un aumento de emergencia para los jubilados; por la apertura de la mesa del Salario Mínimo, Vital y Móvil; y en rechazo a que se pague de manera diferenciada el salario familiar a los trabajadores de mayor salario.

«La semana próxima o la otra, aquellos que pertenecen al movimiento obrero en el Congreso convocarán a todos los bloques a discutir Ganancias. Para esa oportunidad, estamos pensando en una movilización en Buenos Aires para acompañar el reclamo», propuso Micheli en el encuentro, y aseguró que «cada vez que los diputados se reúnen para tratar Ganancias, el oficialismo se retira, inclusive los legisladores sindicales, en obediencia debida al Frente para la Victoria».