El equipo balcánico lo derrotó 2-1 en el duelo disputado en Auckland, Nueva Zelanda. Se consagró por primera vez en la categoría y les impidió a los sudamericanos alcanzar las seis estrellas que posee Argentina.

Brasil tuvo una tarde para el olvido como el del clima lluvioso en Nueva Zelanda y cayó sobre el final cuando parecía que nuevamente iba a penales como lo había hecho frente a Uruguay y Portugal en octavos y cuartos de final respectivamente. Se encontró con un equipo que pasó una vez por penales y dos veces en suplementario, venciéndolo sobre el cierre dejando el récord de seis mundiales en vigencia por los menos dos años más de Argentina.

En la primera parte el partido fue parejo con un buen inicio del conjunto sudamericano con el mediocampista Marcos Guilherme y el delantero Jean Carlos movedizos, aunque Serbia se pudo haber puesto en ventaja pero chocó con la buena actuación del arquero Jean.

Los europeos mejoraron en la segunda mitad abriendo el juego hacia los costados y a falta de 20 minutos llegaron al primero. Luego de un centro desde la derecha el defensor João Pedro no pudo cerrar a tiempo y dejó solo al delantero Stanisa Mandic que no falló.

La algarabía le iba a durar poco a Serbia ya que tres minutos más tarde el hombre del Manchester United, Andreas Pereira, en la primera que tocó se sacó varias marcas de encima y empató con un golazo al segundo poste.

En el final el propio autor de gol (representó a Bélgica en categorías menores) dispuso de la chance del triunfo con un tiro libre pero el capitán Predrag Rajkovic le ahogó el grito en el final y fueron al alargue (Serbia nunca ganó en los 90 minutos mientras que Brasil solo lo hizo en semifinales).

Allí los sudamericanos fueron los que más propusieron aunque la figura del arquero Rajkovic creció con buenas atajadas y cuando quedaba tres minutos llegaba la sorpresa bajo la intensa lluvia. Andrija Zivkovic dejó solo a Nemanja Maksimovic y este venció a Jean para el 2-1 definitivo en el Estadio North Harbour.

Así el equipo de Veljko Paunovic sumó su primer torneo en la categoría (en 1987 fue campeón Yugoslavia ganándole por penales a Alemania) dejando a Brasil con 5, impidiendo el récord de Argentina que tiene 6.

Por el tercer puesto Malí derrotó 3-1 a Senegal y alcanzó la misma instancia que en 1999 cuando había derrotado a Uruguay 1-0.