El dos del mundo no se recuperó de su lesión en la muñeca y no estará en el último Grand Slam de la temporada. No podrá defender el título y no se sabe cuando retornará al circuito.

Rafael Nadal este año se tuvo que acostumbrar a las lesiones que no le permitieron jugar varios torneos, que empezaron a principio de año en la caída de la final de Australia en manos de Stanislas Wawrinka. Pese a ello obtuvo cuatro títulos, incluyendo su noveno Roland Garros.

«Siento anunciar que no podré participar en el US Open, torneo en el que en los últimos años he tenido muy buenos resultados». Escribió en su cuenta de Twitter (@RafaelNadal) el mallorquín confirmando su baja en Estados Unidos.

No se pudo recuperar de la lesión en la muñeca derecha que no le permite jugar desde su temprana caída en Wimbledon y se especula que regrese para la temporada de cemento en Asía.