Nicolás Gómez, quien el mes pasado fue condenado por el crimen de Natalia Di Gallo, la adolescente encontrada asesinada en 2004, en el Parque Pereyra, en Berazategui, fue penado hoy con 20 años de prisión por la Justicia de Quilmes.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de Quilmes consideró a Gómez partícipe necesario del delito de privación de la libertad triplemente agravada por ser cometida con el fin de someterla sexualmente contra su voluntad, por la intervención de tres o más personas y por el resultado de muerte no querida por el imputado.