El mariscal de campo y jugador más importante de New England Patriots, últimos ganadores del Superbowl, recibió una sanción de cuatro partidos debido a la sospecha de que su equipo desinfló balones para mejorar el agarre, en la final de la AFC, ante Indianapolis.

Tom Brady no podrá participar de los primeros cuatro juegos de la temporada 2015/16 de futbol americano tras una sanción impuesta por la NFL. Además, el equipo fue multado con un millón de dólares y perderá su selección de primera ronda en el 2016 y su selección de cuarta ronda en el 2017.

Todo comenzó a mediados de enero, cuando New England enfrentó a Indianapolis en el partido final de la Conferencia Americana. Ese día, se encontraron balones desinflados que fueron utilizados en la segunda mitad del juego, que culminaría con un contundente 45-7, tras un parcial de 28-0 luego del intercambio. Los balones fueron desinflados a propósito para que el mariscal tenga mejor agarre y pueda lanzarlos con mayor precisión.

Según las autoridades de la liga, el papel de Brady fue contundente, ya que, según el informe presentado “existe evidencia sustancial y creíble para concluir que al menos estuviste (haciendo referencia a Braddy) generalmente al tanto de las acciones de los empleados de los Patriots para desinflar los balones y que era improbable que sus acciones ocurrieran sin tu conocimiento”.

De esta manera, los Patriots no podrán contar con su jugador más valioso en los partidos ante Pittsburgh Steelers, de local, ante los Buffalo Bills, de visita, frente a los Jacksonville Jaguars, en casa, y de visita ante los Dallas Cowboys.

La liga comenzará el 15 de septiembre, con el duelo entre los campeones y Pittsburg.