El Gobierno avanza con la construcción de 280 viviendas en la Ciudad de Santa Fe que serán otorgadas a los vecinos afectados por las crecidas de los ríos Paraná y Salado de principio de año.

Del total, 140 unidades corresponden al barrio “Jesuitas”, otras 80 a “La vuelta del Paraguayo” y las restantes 60 a “Nueva Esperanza”, que demandarán una inversión global de 282 millones de pesos.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, participó junto al intendente de Santa Fe, José Corral, de la apertura de los sobres de licitación para la construcción del tramo Jesuitas.

“Nos tocó asumir en medio de los desastres naturales más severos y complejos de la historia de la Argentina, como fue la inundación sobre todo nuestro Litoral. En ese momento el presidente Mauricio Macri nos dio la orden de estar muy cerca de los damnificados”, puntualizó Frigerio.

Dijo que a partir de la decisión de dar respuesta inmediata a las personas afectadas “iniciamos el plan de acción para la reubicación de los que más sufrieron con este fenómeno natural y aprovechamos para cumplir con una deuda pendiente de años con muchos vecinos de la ciudad”.

Destacó que el trabajo “en equipo entre el Gobierno Nacional y las autoridades de las provincias redunda siempre en beneficios para los vecinos”.

“Tenemos un compromiso fundamental y es el de transformar esa idea de mucha gente de vincular la obra pública con la corrupción, por otra de que la obra pública sea sinónimo de alegría y concreción de sueños. Y eso también exige ser muy responsables en el manejo de los recursos públicos”, resaltó el ministro.

En el acto de apertura de sobres de la licitación también estuvieron los diputados nacionales Mario Barletta, Ana Martínez y Gisela Scaglia, y el coordinador General del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Mauricio Colello.