Otra buena para el básquet argentino Prigioni seguirá en la NBA

El base volverá a jugar para los Houston Rockets tras pasar su última temporada en Los Ángeles. Firmó un contrato de dos años, por lo que tendrá actividad asegurada en la mayor liga de básquet hasta los 41.

Pablo Pirigioni continuará codeándose con las grandes estrellas de la NBA luego de formalizar su continuidad con Houston Rockets, franquicia en la que había jugado durante la segunda parte de la temporada 2014/15.

En aquél paso, lo texanos llegaron a las finales de conferencia, pero cayeron 4-1 con los Warriors. Ahora Prigioni llega para tomarse revancha, pero también para seguir en la continuidad de la liga más competitiva del planeta.

El cordobés había llegado a la NBA en 2012, cuando los Knicks lo ficharon por dos temporadas y media. En la mitad de la tercera, disputó las finales con los Rockets y luego pasó otro año en Los Clippers.

En los Ángeles fue relevo de Chris Paul, sumando pocos minutos en cancha puesto que Austin Rivers estaba por delante de él en consideración del técnico.

Con esta renovación por dos años, el base tiene la oportunidad de continuar su carrera en la NBA hasta los 41 años. Envidiable.