Con el objeto de unificar las actividades humanas con las medioambientales, la iniciativa propone un amplio plan de reforestación en manos de jóvenes panameños de la provincia de Chiriquí.

A través de la iniciativa «Reforestando Centroamérica» que se lleva a cabo en Panamá desde 2011, se promueve  «impulsar el conocimiento y las acciones de conservación ambiental regional para el restablecimiento de una relación humanista con el entorno».

El proyecto integra a jóvenes profesionales y estudiantes universitarios que, voluntariamente, concientizan a las nuevas generaciones en torno al manejo racional de los recursos naturales. El grupo, pretende además restaurar y enriquecer los bosques nativos del Valle de la Luna, y otros territorios de gran valor patrimonial.

La reforestación incluye para la siembra árboles nativos, algunos autogestionados y otros donados por la Universidad de Panamá y el Ministerio de Ambiente en el marco de un proceso de producción que incluye una atapa de seguimiento y control de las plantaciones, según indica el proyecto.

En la actualidad, el proyecto ha logrado reunir a unas 10 organizaciones juveniles y diversos centros educativos que promueven la importancia del aprendizaje activo y prepara a las próximas generaciones para enfrentar los efectos negativos del cambio climático.