Consultado sobre la filtración de sus fotos intimas, el jugador minimizó la situación afirmando que no es algo para avergonzarse.

El pasado martes, las redes sociales se paralizaron ante la aparición de fotos de Ezequiel “Pocho” Lavezzi mantiene relaciones con su novia, la modelo Yanina Screpante. El material prohibido, puesto en circulación por un supuesto hacker, no avergonzó a la pareja, que optó por no sumarle nubes negras a sus soleadas vacaciones.

«Estas fotos no nos avergüenzan», afirmó la pareja a la publicación Paparazzi, dando a entender que no iniciarán ninguna investigación para dar con la persona que violó su intimidad. Un paso que, hasta el momento, realizaron todos los famosos que se vieron expuestos por el accionar de los hackers.

El Pocho y su novia se encuentran vacacionando en Ibiza, España. En sus perfiles de Twitter, la pareja subió fotografías de sus vacaciones donde la felicidad parece ser parte del decorado, reafirmando así que las fotos íntimas que se filtraron nada les afectó.

El material en cuestión habría sido sustraído de la cuenta de correo del futbolista. En las imágenes el jugador de la Selección nacional aparecía desnudo, usando sólo una gorra de Policía, y apunto de practicarle sexo oral a su novia.

Espectáculos- Lavezzi sin pudor por las fotos prohibidas4