El Peque accedió a su segunda definición al vencer a David Goffin (12°) por 7-5, 2-6 y 7-5 en Amberes, y mañana intentará coronarse ante Richard Gasquet (19°). Juan Martín del Potro (63°) también podría ser campeón mañana en Estocolmo.

Seis break tuvieron ambos, e incluso el argentino desaprovechó más oportunidades (doce generó mientras que enfrentó ocho) y el local tuvo seis aces contra uno de Diego – aunque Goffin también cometió siete dobles faltas – pero la clave estuvo en que Schwartzman ganó su match points luego de salvar dos mientras pasaba de 3-5 a 7-5 en el último set.

Este fue el triunfo ante el jugador con mejor ranking en la carrera del 77 del mundo, incluso más que Bernard Tomic en Estambul y Pablo Cuevas ayer, ambos ubicados 22° en ese momento. Su única final fue cuando venció a Grigor Dimitrov en Turquía, además que ha ganado siete Challengers (este año en Barranquilla).

Como no defendía puntos estará cerca del puesto 50 de la clasificación, lo que será su mejor ubicación. Será la primera vez que enfrente a Gasquet, quien venció a Kyle Edmund (43°) por 3-6, 7-5 y 6-2 para llegar a su tercera final de la temporada luego del título en Montpellier y el subcampeonato en Shenzhen.

Cuando Schwartzman fue campeón en Estambul, esa misma semana se había consagrado Delbonis en Marrakech. Mañana también podrían llegar dos coronas juntas para Argentina si es que Del Potro supera a Jack Sock (23°) en Suecia. El subcampeón olímpico, que ganó su último torneo en Sídney 2014, venció a Grigor Dimitrov (18°) por 6-4 y 7-5.