El servicio de videollamadas funcionará desde su página web a través de la API de Web Real-Time Communication (WebRTC), disponible para todos los navegadores modernos. Por el momento el cambio se encuentra en fase de pruebas beta.

«Ahora, Skype no sólo puede ser utilizado en casi cualquier pantalla que pones tus manos, sino que también se podrá disfrutar en un navegador», expresó la compañía en un comunicado oficial. De esta forma, será viable utilizar el servicio sin necesidad de instalar ningún programa o aplicación.

Para acceder sólo será necesario tener conexión a internet y poseer una cuenta en la plataforma. Funcionará desde su página web a través de la API de Web Real-Time Communication (WebRTC), por lo que será compatible con  Internet Explorer, Chrome en Windows, Firefox y Safari.

Por el momento sólo pueden acceder a la nueva versión algunos usuarios privilegiados, ya que se encuentra en fase de prueba beta. La empresa instó que el resto de los mortales comenten sobre qué les parece la idea en los canales de Facebook, Twitter y en su comunidad. El lanzamiento mundial se dará en las próximas semanas.