Finalmente este miércoles 18 reabrió la sala de cine del Complejo Teatral de Buenos Aires, el tradicional espacio Leopoldo Lugones. Finalizado el período de obras y refacciones, el espacio dio inicio a la temporada 2015. Además de las modificaciones edilicias, una actualización y modernización del equipamiento audiovisual, coloca al histórico recinto como uno de los más destacados a nivel técnico de la Argentina. Por su tecnología, acústica, adaptabilidad y comodidad, la sala Leopoldo Lugones se mantiene a lo largo del tiempo como un espacio de punta.

Se realizó una muestra montada en el hall de entrada con detalles de las obras realizadas y la presentación en sala con la película en 35mm Así cantaba Carlos Gardel, para periodistas e invitados. Luego, se dio inicio el primer ciclo del año dedicado al destacado director japonés Suzuki Seijun.

La puesta en valor de la Sala Lugones del Teatro San Martín, comenzó con el retiro de la alfombra existente, la realización e instalación de una alfombra tejida nueva del color original. Las butacas, para 233 espectadores, fueron retiradas y retapizadas, así como las puertas de acceso. Se reacondicionaron los espacios para el ingreso con silla de ruedas, y remodelaron los cuartos de baño para damas, caballeros y personas con movilidad reducida

Además se adecuó la carpintería de la cabina de proyección y se renovaron las instalaciones para: el control de acceso, la telefonía, el sonido de proyección y sonido de eventos, gracias al reemplazo del panel acústico y la restauración de todo el revestimiento acústico de madera.

En cuanto a los cielorrasos, se demolieron de forma total tanto el de la Sala como el Hall y se reconstruyeron. Se desamiantó según los protocolos de APRA (Agencia de Protección Ambiental) y se sumo un tendido de instalaciones contra incendio: rociadores, hidrantes, detectores de humo y avisadores. Se realizó una reconstrucción de gargantas, cielorraso ignifugo en antecámaras, exutorios para evacuación de humo con equipo de extracción en terraza, una nueva instalación eléctrica en gargantas, escenario y oficina de dirección, un nuevo tendido para sonido de sala y se colocaron cámaras de seguridad por sistema cerrado de TV en Sala y Hall.

En la cabina de proyección se renovaron las instalaciones eléctricas, de sonido y control de iluminación de sala. Se realizaron Instalaciones de control y extinción de incendio, se incorporaron sistemas de proyección digital y un revestimiento acústico nuevo.

La sala Leopoldo Lugones es, actualmente, la única en el país equipada con dos proyectores 35mm en línea, lo que permite exhibir rollo a rollo copias de archivos y cinematecas, según el protocolo internacional. Además, cuenta con un proyector 16mm profesional con lámpara Xenon y carga de bobina de dos horas, también único en el país.

A esos equipos analógicos se suma ahora un proyector DCP (Digital Cinema Package) de la más alta calidad y uno de los dos existentes en Argentina. A estos componentes, se suma el correspondiente equipo de sonido DOLBY de última generación.

El Proyector DSP NC1100L, especialmente diseñado para pequeñas y medianas pantallas de cine de hasta 11 metros, es el primero de su categoría que incluye una fuente de luz láser integrada que elimina la necesidad de una lámpara, contando con una vida útil de aproximadamente 20.000 horas. Esto lo convierte en un proyector que reduce drásticamente los costos de mantenimiento y con una vida operativa larga.