El campeón olímpico de taekwondo, Sebastián Crismanich, dio su versión acerca del escándalo que vivió en primera persona cuando una diputada peronista de Chaco, Nadia García Amud, se enfrentó con espectadores y agentes de seguridad que estaban en el palco del carnaval de Corrientes.

“Lamentablemente cuando hay alcohol y algunas sustancias de por medio, son hechos que suceden y que sacan a las personas de sus cabales”, consideró el deportista acerca del tenso momento que vivió.

Crismanich contó a Diario Chaco que el enfrentamiento de García comenzó cuando a su novia y a una pareja amiga los empezaron a empujar en el palco con un “rajen de ahí”, que se podía escuchar a lo lejos. Esa era la voz de la legisladora provincial, quien, según el campeón olímpico, insultó a las personas que estaban en el lugar.

“Traté de calmarla, pero era evidente que ya no estaba en sus cabales. Entonces rápidamente acudí a la gente de seguridad de los palcos y también a los que me habían invitado para poder presenciar esa noche de los corsos correntinos, y que tomen medidas para calmar a esta persona”, relató.

El taekwondista, testigo de los incidentes, agradeció a su familia como al deporte “por la educación y la templanza”. “Trato de ser ejemplo, una buena persona y mostrar lo lindo que tiene mi provincia”, dijo a la prensa.

García Amud, diputada por el frente peronista Chaco Merece Más, fue demorada alrededor de las 1.30 de ayer, tras enfrentarse con agentes de la seguridad de un palco del carnaval correntino. Las imágenes de su ataque rápidamente se viralizaron.