El Halcón lo derrotó 4-1 como visitante por la octava fecha de la Superliga. Fernando Márquez, Nicolás Fernández en dos ocasiones y Lisandro Martínez estamparon la victoria frente al Gasolero que no sale de la zona de descenso.

Defensa y Justicia volvió a practicar ese buen fútbol que trata de exhibir en cada partido y le salió a la perfección ante un Temperley que no encuentra respuestas y sigue sumergido en la tabla de posiciones.

En el comienzo del partido el trámite del juego fue parejo y el equipo de Gustavo Álvarez apeló al balón detenido para sorprender a su rival. Cerca estuvo de concretar el delantero Ramiro Costa con un remate de tiro libre que devolvió el travesaño.

La visita se soltó de a poco pregonando un fútbol corto por debajo y pudo finalmente pasar al frente. El ex Boca Gonzalo Castellani intentó un disparo, el arquero no estuvo firme y dio un rebote que capturó Fernández Márquez para el 1-0 a los 16 minutos.

La ráfaga del elenco de Florencio Varela siguió y en otra acción parecía volvió a desequilibrar cinco minutos más tarde. Leonel Miranda mandó un centro al otro poste, Nicolás Fernández cabeceó sin dificultad y nuevamente una floja reacción del arquero Josué Ayala permitió el 2-0.

Los dirigidos por Juan Pablo Vojvoda jugaron con el nerviosismo de su oponente y en otro ataque los desmoralizó. El ex Belgrano Márquez cabeceó y habilitó a Fernández, el santafesino la cruzó anotando el tercero y su segundo tanto antes de la media hora.

Al complemento el Halcón no renunció a su estilo de juego y en el amanecer le dio otro cachetazo. El volante Castellani levantó el balón hacia la entrada del defensor Lisandro Martínez que anotó el 4-0 parcial a los 7 minutos.

El Gasolero lo fue a buscar con amor propio y dispuso de dos penales para llegar al descuento. En primer lugar Costa decidió ejecutar la pena, pero el arquero Gabriel Arias le atajó el tiro y diez minutos más tarde el árbitro le otorgó otro penal, esta vez si convertido por parte de Adrián Arregui para el 4-1 final.

Defensa y Justicia llega a 9 puntos en la Superliga, cortando una racha de cinco encuentros sin ganar y su segundo triunfo en el certamen (la anterior también de visitante ante Huracán). El sábado 18 recibirá a Lanús.

Temperley se mantiene anteúltimo con 4 unidades sumando cuatro derrotas seguidas y en zona de descenso, habiendo recibido once tantos en los últimos cinco duelos. Banfield será su siguiente rival el sábado 18 de visitante.