El bonaerense sumó su cuarto Challenger siendo el más ganador en la temporada

El argentino derrotó en la final al portugués Pedro Sousa por 7-5, 1-6 y 6-4 en el polvo de ladrillo de Ecuador. Obtuvo el cuarto certamen de esta categoría en esta temporada y el octavo en su carrera ascendiendo al puesto 85°.

Los tenistas argentinos de menor renombre intentan cerrar la temporada luchando en los tornes de menor categorías pero siempre destacándose en algunos certámenes como un batallador que logró otro título que le permite terminar en el Top 100.

Guido Andreozzi, 97° del ranking y tercer favorito, en el comienzo dominó ante Pedro Sousa (124°) con un parcial de 3-0 que aguantó hasta el séptimo juego donde le quebraron pero reaccionó para volver a robarle el saque e imponerse 7-5.

En la segunda manga el portugués empezó de la mejor manera rompiéndole el servicio al sudamericano que cometió varios errores no forzados y pudo igualar contundentemente con un sólido 6-1.

Al set final el bonaerense estuvo errático al igual que el luso con los cuatro primeros games quebrándose entre ambos hasta que el tenista de 27 años en el noveno juego pudo robar el servicio por tercera ocasión y cerrar el duelo por 6-4 tras una hora y 55 minutos de partido.

El argentino logró su cuarto título en el año tras Punta del Este, Túnez y Szczecin (Polonia), sumando el octavo en esta categoría (todos en arcilla a excepción de Santo Domingo 2016) siendo el más ganador en la temporada escalando al puesto 85° en el ranking convirtiéndose en la mejor ubicación en su carrera en el Challenger de polvo de ladrillo en Guayaquil al oeste de Ecuador que repartió 50.000 dólares en premios.