Algunos comportamientos y malos hábitos pueden impactar gravemente en nuestra salud cardiovascular. Excesos en la alimentación, vida sedentaria y la falta de controles anuales, pueden terminar en enfermedades y patologías graves que no solo afectan al corazón, sino a otros órganos de nuestro cuerpo.  Por eso, es fundamental realizar un cambio de hábitos y establecer algunos cuidados que nos permitan gozar de buena salud y disfrutar de una vida saludable. En tangodiario.com.ar, a continuación, compartimos algunos consejos útiles para que cuides tu salud o recomiendes a un ser querido: 

1 – Controlar tu peso

Se trata de uno de los factores más importantes para evitar problemas cardiovasculares. Es fundamental que lleves una alimentación equilibrada para mantener un peso razonable acorde a tu condición física.

2 – Realizar actividad física

El sedentarismo es una de las principales causas por las cuales aparecen las afecciones cardiológicas, Por eso, es ideal que realices actividad física al menos una hora por día. Si tenés dificultades para salir de casa o asistir a un gimnasio, una buena idea es instalar algún aparato aeróbico en tu living o cocina. Eventos como el Cyber Monday Argentina son ideales para encontrar bicis fijas o elípticos con descuento.

3 – Cocinar con ingredientes saludables

Para cuidar tu salud y mantener un peso equilibrado, es fundamental que cocines los alimentos al horno, al vapor o la plancha, evitando las frituras y excesos de aceite o grasa.

4 – Disminuir la ingesta de carnes

Lo ideal es que puedas evitar las carnes rojas y consumir más pollo y/o pescado. Sin embargo, lo mejor es que lleves una dieta a base de verduras, legumbres y frutas.

5 – Reducir el consumo de sal

El consumo de sal incrementa la presión arterial, por lo que es fundamental que no abuses de ella. Podés sustituirla por hierbas aromáticas y otro tipo de condimentos, de modo que tus comidas no pierdan sabor.

6 – Eliminar el cigarrillo

 Si sos fumador, intentá reducir el número de cigarrillos diarios, aunque lo ideal es que elimines el hábito de una vez y para siempre. No se debe olvidar que los efectos del tabaco sobre la actividad cardiovascular son sumamente dañinos.

  1. Moderar el consumo de café y alcohol

El café y el alcohol no producen grandes daños, siempre y cuando lo consumas en cantidades moderadas.

 8 – Visitar al médico frecuentemente

Es importante que concurras al médico para realizarte chequeos de presión arterial y de colesterol. Esto es fundamental para prevenir enfermedades, sobre todo si tenés antecedentes familiares con estas patologías cardiovasculares.

9 – Consultar sobre suplementos nutricionales

Puede que la dieta no provea toda la cantidad de nutrientes que tu cuerpo necesita para obtener energía. Por eso, puedes complementarlo con algunas soluciones nutricionales extras, siempre y cuando sean recomendados por un médico. Estos pueden ser complementos de Omega-3, que pueden ayudar a regular el metabolismo y mantener los niveles de tensión.

10 – Atiende a las recomendaciones de tu médico

En caso de que tu médico te diagnostique algún tipo de patología o afección cardíaca, el mismo establecerá el tratamiento adecuado para tu caso. Si esto sucede, es fundamental que no solo consideres los consejos de alimentación, sino que también sigas al pie de la letra todas las indicaciones que el profesional te brinde.