Si llevas tiempo haciendo ejercicio y quieres ver resultados más rápido quizás te preguntes ¿a qué hora es mejor hacerlo? Muchos se lo han preguntado y hay diversas opiniones al respecto, pero si quieres saber la respuesta correcta para ti, te invitamos a que sigas leyendo.

Puedes conseguir tus implementos revisando opiniones de tiendas deportivas online, que te ayuden a escoger el mejor servicio y los implementos que necesites. Foot District es una tienda dedicada a este campo, puedes conseguir reviews sobre ellos en Reviewsbird.

Antes de empezar, recuerda que para ejercitarte, sin importar la hora en la que entrenes, debes utilizar los implementos adecuados para las actividades. Elementos como: guantes, rodilleras, zapatos deportivos y demás complementos según el tipo de ejercicio.

Hacer ejercicio en la mañana

Ventajas

  • Quemas más grasas. El ejercicio matutino activa mecanismos genéticos en las células musculares, haciendo más efectivo metabolizar el azúcar y la grasa.
  • Comienzas tus mañanas cargado de energías, lo que te permitirá enfrentar mejor el día.
  • Es más fácil crear el hábito y tener una rutina de ejercicios constante.  Le podras dar prioridad al ejercicio, sin oportunidad para pretextos o responsabilidades del día.
  • Los lugares de entrenamiento puede que estén menos congestionados.

Desventajas

  • Los músculos están fríos, dado que no has tenido actividad corporal.
  • Poca flexibilidad, impidiéndole arrancar rápidamente la rutina
  • Como tu cuerpo presenta baja temperatura corporal, aumenta el riesgo de padecer lesiones y reduce la eficacia del ejercicio.

Hacer ejercicio en la noche

Ventajas 

  • Ayuda a liberar las cargas de estrés obtenidas durante el día, liberando endorfinas, permitiendo cerrar el día relajado.
  • Reduce el riesgo de lesiones. A esta hora tu cuerpo está más dispuesto y flexible.
  • La temperatura de tu cuerpo es alta, lo que te permitirá iniciar los ejercicios rápidamente.
  • Puedes hacer ejercicio por periodos de tiempo prolongados y con mucha carga física.
  • Dormirás mejor. Una vez segregada la adrenalina  y tu cuerpo relajado, el cansancio y ritmo cardiaco te permitirán un descanso reparador. Sin embargo, no se debe de realizar tan tarde pues producirá el efecto contrario.
  • Aumento de la masa muscular. Los depósitos de glucógeno están llenos, así que los músculos asimilan mejor los ejercicios.

Desventajas

  • Al entrenar tarde puede que te encuentres muy cansado durante el día y optes por aplazar el entrenamiento para el día siguiente.

Opinión de los médicos

La medicina y la ciencia han hablado y muchos son los tienen preferencia por los ejercicios en la mañana, aunque un número bastante similar se decantó por hacerlos en la noche.

El doctor Francisco Banfonte explicó: “Desde el punto de vista metabólico y fisiológico, para tener un control del peso, es recomendable hacer ejercicio físico alejado de las horas de las comidas. El mejor momento en este sentido es a primera hora de la mañana”, además agregó: “Si uno hace ejercicios que requieran movilidad, como correr o montar bicicleta, se incrementan algunas hormonas o algunos neurotransmisores como las endorfinas que hacen que uno se sienta mejor, que este con más vitalidad y más animado”.

Por otra parte, un estudio del Centro de Investigación Clínica de la Universidad de Chicago reveló que en las noches la temperatura corporal y los niveles de hormonas alcanzan un nivel máximo, es decir, que el organismo físicamente se encuentra en el momento perfecto para ejercitarse. Permitiendo exigirle más al cuerpo y lograr un mejor resultado, tanto en resistencia como en musculatura.

¿Cuál es la mejor hora?

La respuesta correcta a esta pregunta depende de ti, de tus preferencias, de tu cuerpo, tus objetivos y horarios. Cada persona es diferente y por lo tanto, no hay un patrón universal. Chris Jordan, un experto del fitness, quien desarrolló el entrenamiento de 7 minutos Johnson & Johnson, le compartió a Business Insider, que la mejor hora para realizar los ejercicios es sencillamente, en la que mejor rendimiento tengas.

En el caso de él, funciona mejor en las tardes, pues se adapta a su horario y su cuerpo no está rígido, dice: “lo que me gusta de entrenar por la tarde es que estoy relajado, normalmente no estoy tan cansado, y mis músculos no están rígidos como a veces por la mañana”.

Pero en tu caso puede ser en la mañana o en la noche. Si tienes el pico de energía al levantarte y te sientes mejor haciéndolo a esa hora, no lo dudes ¡hazlo! Pero si te sientes mejor en la noche, también sirve. Lo más importante no es la hora sino hacerlo de manera constante y escoger lo que mejor te favorezca.