En la víspera de conmemorarse los 35 años del desembarco argentino en las Islas Malvinas, que dio origen al enfrentamiento bélico con el Reino Unido, un grupo de excombatientes recordó su experiencia y la emoción que sintieron cuando hace una década se inauguró el cenotafio más grande del país.

“El monumento es muy significativo para nosotros porque fue una provincia que se la jugó con la construcción de un monumento. Es el cenotafio más grande del país, costo muchos años, mucho trabajo, muchas discusiones, y es muy significativo porque el monumento refleja lo que es la causa Malvinas”, expresó Oscar Grek, uno de los excombatientes.

“Malvinas no es partidario de una bandera política, sino que es una sola bandera, la bandera argentina. Entonces para nosotros significa mucho este cenotafio y nos duele mucho cuando lo destruyen”, dijo Grek.

El monumento tiene el nombre de los 649 héroes caídos en la guerra del Atlántico Sur, un mástil con la bandera argentina (señalando hacia el sur), rampas y escalinatas para acceder al monumento.

Grek explicó que los 24 escalones significan los 24 años que se espero para la construcción de un cenotafio.

“Nosotros nos levantamos y nos acostamos pensando en Malvinas. Es algo que no se va a ir nunca adentro nuestro”, expresó Daniel David, presidente del Centro de Veteranos de Neuquén. Y detalló que hoy “estamos contentos porque nos encuentra en un marco totalmente distinto, hemos logrado transformar una realidad que era adversa”.

Indicó que uno de los principales objetivos del Centro de Veteranos es “el reconocimiento a los verdaderos héroes de la gesta que son los caídos. El día que nosotros no estemos la intención es que estos actos se sigan haciendo en reconocimiento de quien dieron su vida por la patria”.

Este es un muy humilde pero sentido homenaje a nuestros queridos héroes.