La Coninagro expresó su preocupación por una inminente intervención del Gobierno en la comercialización de yerba mate. Advierten que la medida “afectará tanto a productores como a consumidores”

La confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada (Coninagro) expresó hoy su preocupación por una inminente intervención del Gobierno en la comercialización de yerba mate. La medida “planea restringir las exportaciones”.

Ante la iniciativa, la entidad agropecuaria pronosticó: «Fijar el precio de la materia prima a través del control de las exportaciones, con costos crecientes, impactará negativamente en la rentabilidad de la actividad y por lo tanto en la producción futura».

«Desde otros sectores se mencionan ideas de aumentar los derechos de exportación (hoy en 5%) con el fin de desalentar las ventas externas», alertaron. «Esto afectará tanto al productor como al consumidor», diagnosticaron desde Coninagro.

La misma organización diagnosticó que la medida «generaría un duro golpe a las fuentes de empleo en las provincias donde se desarrolla la actividad, además de constituir una amenaza de pérdida de mercados que se han conseguido con tanto esfuerzo, impactando desfavorablemente en la producción yerbatera».