El Xeneize ya tiene a su primer refuerzo para la siguiente temporada: Paolo Goltz. El central viene desde el América de México a cambio de 2 millones de dólares, y ahora van por Guido Pizarro de Tigres, del mismo país.

Boca,l vigente campeón del torneo de Primera División, vendió a una figura (Rodrigo Bentancur a la Juventus) y corre con grandes chances de perder a otra (Cristian Pavón está muy cerca del Zenit de Rusia), pero pese a todo esto se está rearmando para afrontar de la mejor manera la próxima temporada.

El primer nombre en reforzar el plantel de Guillermo Barros Schelotto es un viejo conocido del entrenador: Paolo Goltz. El marcador central de 32 años llega desde el América de México y ya fue dirigido por el Melli en su etapa en Lanús, juntos ganaron la Copa Sudamericana 2014.

Por el defensor, el Xeneize tuvo que desembolsar una suma de 2 millones de dólares y en los próximos días lo recibirá en Casa Amarilla para firmar el contrato. El hecho de que Fernando Tobio y Santiago Vergini dejen el club motivó al central a aceptar la propuesta de Boca, ya que tendría la titularidad garantizada. Pero eso no es todo, ya que el segundo refuerzo está cerca de llegar.

Guido Pizarro, un viejo anhelo de Guillermo desde que llegó a Boca, está próximo a ponerse la camiseta del Xeneize. El volante expresó su deseo de retornar al país y el cuadro de la Ribera está dispuesto a pagar su cláusula de rescisión de contrato, la cual está tasada en 6 millones de dólares, y sólo restaría arreglar el contrato con el jugador.

Jonathan Fernández

@Jona_Tadeo