El juez Claudio Bonadío y el fiscal Carlos Rívolo encabezaron un allanamiento en las oficinas centrales del Grupo Indalo que pertenece al empresario ultrakirchnerista, Cristóbal López.

Según pudo saber TN.com.ar, la justicia busca los avales (comprobantes) de los alquileres que habría hecho el empresario en hoteles que pertenecen a Cristina Kirchner y su familia.

El operativo lo llevaron adelante los efectivos de la Policía Metrolipitana y de Cibercrimen.

Recordemos que semanas atrás Bonadio ordenó allanamientos a los consorcios que administraban propiedades de la expresidenta, entre ellos un departamento en el emblemático edificio Madero Center, en Puerto Madero.

La presunción de la Justicia en la causa Los Sauces, en la que quedaron imputados Cristina, Cristóbal y Lázaro Báez, es que los dos magnates le alquilaban propiedades a la familia presidencial a cambio de favores. Al menos así fue formulada la denuncia por parte de la diputada Margarita Stolbizer.

En esa investigación, la expresidenta y su hijo Máximo Kirchner ya estaban imputados por los delitos de enriquecimiento ilícito, falsificación de documentos públicos y adulteración de declaraciones juradas.