La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner volvió a defender el modelo kirchnerista y cuestionó al gobierno Estados Unidos al afirmar que en los últimos «diez años» aumentó en un 260 por ciento sus exportaciones a la Argentina y sin embargo es denunciado por «proteccionismo económico» y genera «problemas» para el ingreso de limones argentinos.

En su primera jornada en Nueva York, la jefa del Estado se reunió con el secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, con representantes de centrales sindicales internacionales y con el titular del Banco Interameriano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno.

No es «no llores por mí Argentina», es no llores por mí «the world», «el mundo», dijo la presidenta, que destacó el respaldo de una «mayoría aplastante» que recibió en Naciones Unidas la iniciativa de su gobierno para la reestructuración de deuda soberana.

«Se habla de Argentina como la próxima Arabia Saudita», aseguró CFK.