La lista la conforman una serie de alimentos que revolucionaron el campo de la nutrición. Contienen microorganismos y bacterias de suma importancia para nuestro cuerpo.

Para conservar un estado saludable, desde el campo de la nutrición recomendaron recientemente consumir una serie de alimentos que contribuyen a mejorar dolencias y a reponernos de forma más rápida ante ellas. Son los llamados alimentos fermentados, que contienen microorganismos y bacterias útiles y vitales para nuestro organismo.

A continuación, el detalle:

1. El kéfir consiste en una leche fermentada procedente de animales como la yegua, el búfalo o la cabra. En sus orígenes, se fabricaba con leche de camello. Se le atribuye como propiedad la estimulación del sistema inmune, lo que explicaría  la longevidad de los pueblos caucásicos.

2- La cerveza es otra de las bebidas fermentadas con multitud de propiedades beneficiosas para el sistema inmune si se consume con moderación. Las mejores son las de alta fermentación. Indican los expertos que, cuanto más oscuras son, más saludables son para el organismo.

3-El chucrut o repollo fermentado con sal. Una verdura cuya historia se remota casi a los inicio de la Humanidad. Ya  se tomaba en China, y fue llevado por los mongoles hasta Europa. En el centro y Este de Europa es un alimento muy consumido.

4-El miso es un condimento formado por una pasta de soja fermentada con sal marina y en ocasiones con algunos cereales. Su origen está en China, aunque después su consumo pasó a Japón. Existen diferentes clases de miso según su composición.

5-El té Kombucha es una bebida fermentada que nace en China, las primeras fuentes se encuentran en la dinastía Tsin (año 221 antes de Cristo). Se le adjudican favorecedores efectos curativos. Su consumo ya se hizo extensivo en varios continentes