A pesar de ser un edificio público,  los concurrentes debieron pagar esa suma para asistir a un desfile realizado en el Salón Dorado y San Martín, dentro de ese espacio. Las autoridades sostuvieron que lo recaudado será destinado a beneficio del Hospital de Clínicas.

Un edificio público, con ciertas excepciones. La Legislatura porteña fue sede anoche de un desfile de modas que reunió a casi 500 invitados, «para cuyo ingreso se requería una tarjeta que costaba 700 pesos».  Las autoridades del Parlamento de la Ciudad justificaron el cobro de ese valor indicando que se realizó a beneficio de la Fundación de Asistencia al Hospital de Clínicas.

El desfile, que reunió a casi 500 personalidades, sirvió para la presentación de la colección “Fractal” del diseñador Gabriel Lage, y tuvo lugar en los salones Dorado y San Martín de la Legislatura. Asistieron al encuentro, diferentes empresarios, representantes diplomáticos, ex modelos, actrices y dirigentes políticos, «quienes pagaron un bono contribución de 700 pesos para participar de un evento de carácter privado en un lugar público», según consignaron fuentes de Télam.

«Nos llena de orgullo que la Casa de la Democracia de la Ciudad pueda servir como sede a un acto benéfico tan importante como éste, en el cual también podremos disfrutar de un evento cultural de calidad”, sostuvo el vicepresidente primero de la Legislatura,  Cristian Ritondo.

Se recuerda que, de acuerdo a lo establecido por el decreto 177/08 de la Legislatura,  se regula el uso de los salones protocolares y se establece que «las actividades permitidas en esos espacios parlamentarios deberán ser institucionales, culturales, de divulgación científica, o preparatorias de las antedichas, incluyendo proyecciones o exposiciones y filmaciones”.

Por su parte, el reglamento prohibe la realización de “reuniones que impliquen, de manera directa o indirecta, principal o subsidiaria, el desarrollo de una actividad comercial, de promoción de bienes o servicios o arancelada”.