Semana a semana Carlos Bianchi sale a defender a sus jugadores dirigidos, quizás sin demostrar una idea lógica de lo sucedido cada domingo dentro de la cancha.

La ironía del entrenador siempre se presto como un rasgo característico dentro de su personalidad. En esta tercera era al frente del equipo Xeneize, no ha tenido buenos resultados, tampoco la suerte estuvó de sus lado, ya que las falencias físicas de sus jugadores dio un increíble número de apróximadamente cien licencias por problemas musculares.

«Nosotros trabajamos como siempre, las lesiones no se pueden anticipar», comentó Bianchi una vez conocidas las bajas de Martínez, Gago y Forlín, en la previa del próximo encuentro.

Aunque para el Virrey la entidad de la Ribera no tenga mal funcionamiento, sus hinchas demuestran estar disgustados con el plantel. «En un fútbol que se lucha tanto y se corta tanto, es díficil trabajar bien», expresó el técnico intentando liberarse de las duras críticas que se efectúan en su contra.

El conjunto Boquense sigue lejano a un buen ritmo, sin iniciativa para crear ocasiones de gol y en el punto defensivo se notan perdidos. «Por momentos Boca maneja los partidos y en otros tramos solo los mira», sentenció el entrenador sobre su propia visión.

Al ser uno de los grandes clubes de nuestro país, los de «azul y oro» deberán revertir la situación en La Bombonera por la tercera fecha ante Atlético de Rafaela.

Damián Rosito