El Príncipe levante al fin el título ante su gente

El austriaco derrotó al español Albert Ramos-Viñolas por 7-6(0) y 6-1 en el ATP 250 sobre el polvo de ladrillo. Consiguió por primera vez el certamen en su tierra llegando al tercer torneo en la temporada y el 14° en su carrera.

Uno de los tenistas con mejor y mayor proyección en canchas lentas se sacó el maleficio de no levantar el título en su casa, jugando un tenis formidable en toda la semana sin ceder un set que le permitió cosechar un título especial.

Dominic Thiem, cuarto del ranking y primer favorito, no le dio opción a Albert Ramos-Viñolas (69°) y lo venció 7-6(0) y 6-1 quebrando en 2 de 4 ocasiones con 52 puntos ganados con el servicio tras una hora y 38 minutos de partido.

El austriaco de 25 años logró su tercer título del año (Indian Wells y Barcelona) y el 14° en su carrera de los cuales 10 fueron en tierra batida (perdió aquí en 2014 ante David Goffin) con récord de 14-8 en finales y cortando con 26 años de sequía sin que ningún tenista local levántese el trofeo (Thomas Munster en 1993).

El español en tanto no pudo sumar su segundo título en el año (Gstaad) mientras que el local terminó el año con más victorias en polvo de ladrillo nuevamente (23) en el ATP 250 de Kitzbühel, al noreste de Austria que repartió 586.140 euros en premios.