La desobediencia civil en Libia se salió de control: un delincuente de nacionalidad egipcia, acusado de robo y asesinato, fue conducido hasta un estadio de fútbol en donde fue ejecutado públicamente de un tiro en la cabeza. El espeluznante acontecimiento fue capturado en video por uno de los presentes y difundido a través de las redes sociales.

En un aparente caso de “justicia por mano propia”, miembros del “Consejo de la Shura de la Juventud Islámica” ejecutaron al delincuente egipcio, acusándolo de asaltar y asesinar a un libio. Después del crimen, el ladrón fue detenido por los anarquistas, que lo condujeron a un estadio y dieron permiso a un familiar de la víctima para que vengara el asesinato.

En las imágenes pueden verse a unos 40 islamistas, uno de ellos con la bandera del Estado Islámico (el mismo grupo responsable de la reciente decapitación del periodista norteamericano James Foley), rodean al hombre arrodillado y arengan la ejecución efectuada por el hermano de la víctima del robo.

Según expertos en exterminio, el famoso “Consejo de la Shura de la Juventud Islámica” -fundado en marzo de este año en la ciudad de Derna- simpatiza con la organización paramilitar Al Qaeda. Este grupo también es responsable de la ejecución pública de dos hombres en el mismo estadio durante el mes de julio.

Karen Milessi