Federico Elaskar arribó en horas de la mañana a tribunales de Comodoro Py para pedir la ampliación de su declaración indagatoria en la investigación que se le sigue por lavado de dinero.

Elaskar, ex titular de la financiera SGI -y bautizada La Rosadita- está procesado junto al ex marido de la modelo Karina Jelinek, Leonardo Fariña en el expediente que se inició tras una cámara oculta periodística que se conoció como «La ruta del dinero K».

«Vine a pedir que se amplíe la indagatoria. Y, además, a cumplir con la orden del juzgado que me obliga a presentarme cada 15 días», explicó al portal Infobae. Hace poco menos de dos meses, el ex dueño de SGI presentó un escrito junto a su abogado para desistir de la apelación al auto de procesamiento dictado por el magistrado Sebastián Casanello.

Las idas y venidas de Elaskar en cuanto a sus declaraciones desencadenaron en su momento la intervención del fiscal José María Campagnoli, a quien luego el gobierno intentó destituir mediante un jury que finalmente no prosperó.