Un empresario chino fue sentenciado hoy por una corte federal de Chicago a diez años de prisión, acusado de vender armamento al grupo extremista peruano Sendero Luminoso, el más violento en la historia del país sudamericano y fuertemente vinculado al narcotráfico.

El empresario de 50 años Guan Ying Ling, originario de Hong Kong y conocido como Henry Li, se había declaro culpable de intentar proveer de apoyo y recursos militares a la organización terrorista, que tenía la intención de derrocar al gobierno peruano y establecer un sistema gubernamental maoísta, frente a una corte federal del estado norteamericano de Illinois en 2014.

El negociado se registró en 2011 a través de la participación de un agente federal encubierto que se hacía pasar por un empresario del área de Chicago. Li compraba el armamento en China y lo enviaba en partea una dirección ficticia en Centroamérica y el resto a una casa en Elmhurts, Illinois, donde realizaba a negocios con el agente.

En la lista de materiales que comerciaba el empresario asiático había arneses de asalto para paracaidistas; equipos de visión nocturna; mochilas de uso militar; radios VHF; y baterías termales para sistemas portátiles de misiles MANPAD, un modelo de lanzamisiles creado por Estados Unidos con sistema de rastreo y altamente letal para vehículos aéreos.

Se cree que el grupo extremista utilizo los MANPAD para derribar helicópteros. Incluso en algunos de sus objetivos viajaban militares estadounidenses asignados al país latinoamericano.

Sendero Luminosos es también conocido como el Partido Comunista del Perú. Su ideología se basa principalmente en los ideales Mao Zedong, impulsor del comunismo en China. Al igual que como planteo Mao en 1959, este grupo busca remover a las instituciones e instalar un gobierno campesino comunista a través de la lucha armada. Para lograr este objetivo, en la década del 80 inicio una campaña terrorista en el país que le costó la vida a más de 30 mil personas y culminó con la caída de su líder, Abimael Guzmán, en 1992.

Hoy en día la organización funciona sin un claro líder y se ha alejado de la guerra de guerrillas para acercarse al narcotráfico.

Gonzalo Riera

@GONZARIERA1